Cante

 

La esencia del flamenco es el cante. que constituye una forma de interpretación vocal. La voz es, en origen, solista e instrumento de si misma y hasta la aparición de Ia guitarra se bastaba sola o con la ayuda de los nudillos o las palmas para interpretar. Ella misma debe ser capaz de producir sentimientos, melodías y armonía para comunicarse con el público. 

 

 

 

El cante nace de la voz popular con todo su abanico temático y poético, Ia vida, Ia muerte, el dolor, la separación, el gozo... transmitido por los interpretes en un acto comunicativo en el que se pretende hacer sentir Ia intensidad de las propuestas y se interiorizan e intensifican por parte del público según el talento persuasivo del artista.

El cante es fundamentalmente de carácter individual. Lo ejecuta un cantaor con la ayuda de una guitarra o unas palmas y se dirige a un público individualizado al que intenta transmitir emociones y sentimientos y lo mismo da que sea un solo testigo que miles, aunque las mejores condiciones suelen darse en reuniones pequeñas y en ámbitos de cercanía.

 

 

 

 

 

 

El cante a lo largo de la historia

 

 

 

Silverio Franconetti

(Sevilla, 1831 - 1889)

 

Hijo de Nicolás, guardia italiano, y de madre andaluza, se instaló con su familia en Morón de la Frontera (Sevilla). En esta localidad conoció a El Fillo, cuyo apoyo resultó determinante para la afirmación de su vocación y para su dedicación al cante. Franconetti destacó especialmente en la interpretación de soleares, cañas y polos. Está considerado como uno de los cantaores más importantes de la historia del flamenco por su contribución a la evolución y desarrollo del cante, y también como un fenómeno extraño en su época, por su dedicación al cante jondo pese a su condición de payo.

En 1885, fundó su propio establecimiento, el Café de Silverio, en el que presentaba a las principales figuras del flamenco de su época.

 

 

 

 

Carmen Linares cante, Juan Carlos Romero y Paco Jarana guitarras

 

 

Antonio Chacón

(Jerez de la Frontera 1869 – Madrid, 1929).

 

Fue el primer cantaor payo que dio a conocer la escuela del cante flamenco, con su técnica creativa y su voz rica en matices, y a partir de entonces, fueron apareciendo muchísimos cantaores que siguieron su técnica y así fue como se enriqueció el cante flamenco, a través de él, que ha quedado en nuestra historia, como uno de los mas grandes maestros. Le llamaban Don Antonio.

Destacó especialmente cantando cartageneras, malagueñas, granaínas y medias granaínas.

 

Sus primeras grabaciones con el maestro Habichuela fueron en placas de pizarra a la edad de 40 años en plenitud de facultades. En un principio, se registraron 20 cantes en 10 placas de pizarra.

Compartió escenario y compitió con algunos de los mejores cantaores del momento, los años dorados del cante flamenco: La Serrana, El Perote, Enrique el Mellizo, Francisco Lema "Fosforito"...

 

El gran guitarrista Sabicas lo acompañó a la guitarra en parte de su carrera.

 

 

 

 

Guitarra: Perico el del Lunar 1928

 

 

Manuel Torre

 

Manuel Soto Loreto (Jerez de la Frontera, 5 de diciembre de 1878 - Sevilla, 1933).

 

El apodo "Torre" viene de su padre, también cantaor y natural de Algeciras al que se llamaba así por su estatura; según algunos testimonios, parece ser que su segundo apellido era Leyton y no Loreto, que era el nombre de su mujer.

Comenzó sus actuaciones públicas en los cafés cantantes de Jerez de la Frontera. En 1902 debutó en Sevilla y en 1909 en Madrid en el Café del Gato.

En 1923 participó como artista invitado junto a La Niña de los Peines en el festival que se celebró en el Palacio de Carlos V de Granada.

Realizó grabaciones de 25 cantes, soleares, seguiriyas, fandangos, bulerías, malagueñas, tangos, peteneras y saetas, entre otros.

Fue el primer cantaor en interpretar una versión aflamencada del tema Los campanilleros, que después popularizó La Niña de la Puebla.

 

 

 

 

 

 

"Niña de los Peines"

 

Pastora María Pavón Cruz nació en Sevilla en 1890 y falleció en la misma ciudad en 1969.

Hermana de Arturo y de Tomás Pavón, a los ocho años empezó a actuar en público, concretamente en el Café de la Marina, en Madrid, donde ganó el apelativo de "la Niña de los Peines" porque cantaba por tangos una copla cuyos versos decían "Péinate tú con mis peines / mis peines son de canela...".

 

Desde entonces, la ascensión de su carrera como artista fue meteórica. Destacó como una de las cantaoras más completas de la historia; cantó todos los estilos y brilló en todos ellos con una maestría técnica pasmosa, que no fue obstáculo para que además derrochara eso que los gitanos llaman "duende"; no en vano, Federico García Lorca la consideró como prototipo de "cantaora enduendada". 

 

 

 

 

Estuvo casada con Pepe Pinto desde 1931, y formó con él una pareja sólida tanto desde el punto de vista artístico como personal.

La Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía declaró su voz "Bien de Interés Cultural" en 1996.

 

Está considerada como la voz femenina más importante del mundo del flamenco hasta la fecha, y es a ciencia cierta el personaje que más grabaciones dejó para los amantes de este arte antes de la llegada del microsurco (un total de 355 placas fonográficas).

 

En febrero de 2004 se presentó, en trece discos compactos, la obra completa de la cantante de Sevilla.

 

 

 

 

 

 

Antonio Mairena

 

Nació con el nombre de Antonio Cruz García, el 7 de septiembre de 1909, en una familia gitana, asentada en Mairena del Alcor desde los tiempos de Carlos III. Su padre trabajaba en una herrería, donde Antonio se inició en la profesión familiar desde muy pequeño. Antonio era el mayor de sus hermanos y tuvo que ayudar a su padre para mantener a la familia, por lo que solo pudo acudir a la escuela durante tres años.

 

A principios de los años 1920, con motivo de la visita a Mairena del cantaor Faíco, Antonio cantó por primera vez en público en una fiesta familiar.

 

En 1924, Antonio Mairena consiguiría presentarse en el Concurso de la Feria de Alcalá de Guadaíra; contaba entonces con catorce años de edad y allí fue ganador del primer premio interpretando una seguiriya y una soleá. Joaquín el de la Paula le entregó el primer premio, con una dotación de 20 duros. Su nombre artístico era "Niño Rafael"; más tarde se le comenzaría a conocer por "Niño de Mairena", siendo Manuel Torre quien le diera este último nombre.

 

 

Antonio se incorporó al servicio militar en África en enero de 1931. Luego se instaló en Sevilla. Tras el inicio de la Guerra Civil, sus hermanos en edad militar fueron llamados a filas, y Antonio permaneció junto a sus padres para poder ayudar económicamente; por ello tuvo que rechazar el ofrecimiento de Carmen Amaya para acompañarla como cantaor en una gira por América.

 

 Al finalizar la guerra, Antonio se instaló en Carmona y en 1941 grabó sus cuatro primeros discos para la discográfica La Voz de su Amo.

 

En 1958 se creó la Cátedra de Flamencología de Jerez, de la cual un año más tarde se nombró a Antonio Mairena como director honorario.

En 1962 ganó la Llave de Oro del Cante.

En 1963, junto al poeta cordobés Ricardo Molina publicó el libro Mundo y Formas del Cante Flamenco, obra de referencia obligada. 

 

 

 

 

 

 

Fernanda de Utrera

Fernanda Jiménez Peña nació en Utrera, Sevilla, el 9 de febrero de 1923.

Fernanda es hija de José el de Aurora y la chacha Inés y nieta del cantaor de flamenco Fernando Peña Soto, Pinini, quien a pesar de no dedicarse profesionalmente al cante, gozaba de fama en Utrera. Según afirmaba su hermana Bernarda (de pié en la foto), ambas son ‘cantaoras de nacimiento’, ya que recibieron la influencia artística de su entorno desde la niñez. Desde pequeñas, multitud de artistas flamencos acudían a la casa de los Jiménez Peña a escucharlas.

 

Fernanda está considerada por muchos la mejor cantaora de soleares de todo el siglo XX. Su voz ronca, rota y la modulación de la misma en la ejecución de sus cantes le confería un estilo propio, único en el panorama flamenco.

La carrera artística de Fernanda está íntimamente ligada a la de su hermana Bernarda, con quien ha compartido carteles y grabaciones durante cincuenta años. Ambas hermanas iniciaron su andadura profesional en 1957 de la mano de Antonio Mairena, quien las llevó a Madrid para actuar en los tablaos Zambra, El Corral de la Morería, Torres Bermejas y Las Brujas.

 

El 24 de agosto de 2006, Fernanda falleció en su domicilio de Utrera.

 

Bernarda falleció el 28 de octubre de 2009.

 

 

 

 

 

 

“Fosforito”

 

Antonio Fernández Díaz nació en Puente Genil, Córdoba, el día 3 de agosto de 1932.

 

Fosforito se dio a conocer de forma brillante en el Concurso Nacional de Cante Jondo de 1956, en Córdoba. Fue el segundo concurso después del primero que se celebró en Granada en 1922.

En esta ocasión el joven cantaor, de 23 años, desconocido salvo en su comarca, batió un récord histórico y demostró ser un cantaor tan hondo como completo. Fue ganador del premio de honor del jurado de forma unánime (seguiriya, martinete, saeta) y del primer premio en cada sección de cantes. En seguida fue fichado por Philips, donde grabó sus primeros discos, siendo autor él mismo de la mayoría de las coplas. Actualmente, tiene publicados más de 26 discos de todos los estilos y variantes (algunas de su propia cosecha) del flamenco.

Está considerado, junto a Juanito Valderrama, como el cantaor que domina mas palos.

 

 

 

 

 

 

"El Lebrijano"

 

Juan Peña Fernández nació en Lebrija en 1941. Cantaor, miembro de la familia gitana y cantaora de Perrate de Utrera, a la que pertenecía su madre, María la Perrata. Juan Peña El Lebrijano comenzó muy joven compaginando el cante con el toque de la guitarra, pero a raíz de su triunfo en el concurso de Mairena del Alcor (1964), como cantaor, decidió dedicarse en exclusividad al cante. Uno de los primeros trabajos importantes como tal fue con Antonio Gades, en cuya compañía estuvo varios años cantando como acompañante al baile.

 

Fue el primer cantaor que lleva el flamenco al Teatro Real de Madrid en 1979.

En ese mismo año el Ministerio de Cultura le otorga la Medalla de Oro al Trabajo.

 

 

 

Dentro de su discografía destaca el disco "Persecución", una obra rompedora con letras del poeta Félix Grande, que narra la historia de los gitanos en España.

 

Profundo conocedor del cante ortodoxo (en sus primeros tiempos estuvo muy influenciado por el magisterio de Antonio Mairena), su inquietud artística le llevó a buscar la introducción de alguna innovaciones, en un arte habitualmente encorsetado por la tradición inamovible que defienden los puristas. Así, en el disco "Encuentros" se unió con la Orquesta Andalusí de Tánger, redescubriendo las raices árabes del flamenco.

 

 

 

 

 

 

José Menese

(La Puebla de Cazalla, Sevilla, 1942)

 

José se crió en su pueblo natal de La Puebla de Cazalla, donde su padre ejercía el oficio de zapatero. Comenzó cantando en su localidad natal como aficionado.

En 1959, el mismísimo Antonio Mairena le presenta en su debut en el Cine Carretería de Osuna. A principios de los años 60 fue presentado en el mundo cultural madrileño por el pintor y poeta Francisco Moreno Galván, también originario de La Puebla de Cazalla. 

 

La relación de Menese con Moreno Galván fue muy prolongada, y fue éste quien creó la mayor parte de las letras de sus discos posteriores. El contenido de estas letras, con un profundo contenido social y, en algunas ocasiones, también político, le granjeó la enemistad de las autoridades del régimen franquista, si bien éstas nunca hallaron excusa en las cuidadas letras de Moreno Galván para ejercer la censura sobre ellas.

 

A pesar de no pertenecer a la etnia gitana, José Menese hace gala de una potente voz cuyos matices recuerdan a los grandes cantaores gitanos. Menese es un cantaor ortodoxo que siempre ha respetado los esquemas clásicos del flamenco, rechazando en su repertorio innovaciones como las que otros artistas han introducido en el cante de finales del siglo XX. A pesar de ello, ha sido el primer artista flamenco en llevar el cante a escenarios como el Teatro Olympia de París (1973 y 1974) o incluso al Auditorio Nacional de Música de Madrid (1991).

 

 

 

 

 

 

Enrique Morente

 

Nació en el barrio de Albaicín, Granada, el 25 de diciembre de 1942.

Inició su carrera artística a edad muy temprana cantando en las tabernas; muy pronto, en su adolescencia, se trasladó a Madrid para entrar en contacto con los ambientes flamencos de la capital.

Morente era conocido en aquellos años como Enrique el Granaíno. Ya desde la década de 1960, en la que realizó sus primeras actuaciones, adquirió fama como uno de los más sólidos valores del flamenco joven, y pronto se consagraría como uno de los artistas más completos del cante.

 

Su primera grabación fue Cante Flamenco (1969). Con una voz muy personal y un amplísimo registro, buscaba nuevas vertientes a los estilos tradicionales.

En 1994 recibe el Premio Nacional de Música que, por primera vez, se concedió a un artista flamenco.

 

 

En 1996 grabó junto al grupo Lagartija Nick el álbum Omega, en el que se fusionaban flamenco y rock. En ese disco adaptó al flamenco una canción de su amigo Leonard Cohen. 

 

 

En 1998 publicó Lorca, en el que rendía tributo al poeta granadino. Y en El Pequeño reloj (2003) puso voz a los poemas de Francisco de Quevedo, Gustavo Adolfo Bécquer y León Felipe. En septiembre de 2005 presentó un trabajo muy especial, Morente sueña la Alhambra, una visión oscura, poética y mestiza del monumento granadino y de las imágenes que le inspiraba su ciudad natal.

 

Murió en Madrid el 13 de diciembre de 2010.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Camarón

de la Isla

 

José Monge Cruz nació en la localidad de San Fernando, en Cádiz (España), el 5 de diciembre de 1950.

El apodo por el que es conocido le fue dado por un tío suyo, de nombre José, debido a su delgadez, pelo rubio y piel blanca, que en su opinión le hacían parecer un camarón. Por otro lado, la ciudad de San Fernando se halla ubicada en la Isla de León, por lo que es conocida como la Isla, topónimo que Camarón añadiría a la segunda parte de su apodo para formar su nombre artístico.

 

 

 

En 1966 gana el primer premio en el Festival del Cante Jondo de Mairena del Alcor y posteriormente se traslada a Madrid con Miguel de los Santos.

En 1968 Camarón llega a ser fijo en el tablao de Torres Bermejas de Madrid, donde permanecería durante doce años acompañado a la guitarra por Paco Cepero. Su nombre comienza a ser cada vez más conocido. En Torres Bermejas conoce al guitarrista Paco de Lucía, con el que grabaría nueve discos entre 1969 y 1977. Durante esos años se produce su evolución como cantaor, pasando de un estilo ortodoxo a otro más personal. 

 

 

 

En 1979, bajo el nombre de Camarón, sin la referencia a su ciudad natal, publica La leyenda del tiempo, disco que supone una auténtica revolución en el mundo del flamenco al incluir sonoridades propias del mundo del jazz y el rock. A partir de este momento comienza su colaboración con el guitarrista Tomatito y se desvincula por un tiempo de Paco de Lucía.

 

En 1989 graba Soy gitano, el disco más vendido de la historia del flamenco, en el que colabora el guitarrista Vicente Amigo. De 1992 data el último disco publicado en vida de Camarón, Potro de rabia y miel, que contó con las guitarras de Paco de Lucía y Tomatito.

El 2 de julio de 1992 falleció en Badalona (Barcelona) a la edad de 41 años.

 

 

 

 

 

Carmen Linares

 

Carmen Pacheco Rodríguez nació en Linares (Jaén) en 1951. Ha conquistado por méritos propios un lugar privilegiado en la cultura musical española contemporánea, habiéndose convertido en una de las artistas más aclamadas y con más proyección internacional del flamenco.

 

Se formó artísticamente en los años setenta aprendiendo de artistas veteranos como Pepe Matrona, Fosforito y Juan Varea en los tablaos madrileños de Torres Bermejas y Café de Chinitas. Allí también compartió escenario con jóvenes talentos como Camarón, Enrique Morente y los hermanos Habichuela... Así comenzó todo.

 

Su cante poderoso y auténtico se enriquece con su conocimiento del arte flamenco y consigue emocionar de manera espontánea y sincera al público… sin duda alguna el flamenco ha crecido con ella.

 

 

 

 

 

 

José Mercé

 

José Soto Soto nació en Jerez de la Frontera el 19 de abril de 1955, en el flamenco barrio de Santiago.

 

Miembro de una saga de cantaores gitanos, bisnieto de Paco de la Luz, sobrino de Manuel Soto Monje y primo de Vicente Soto "Sordera", la saga flamenca más longeva. De niño cantó en la Escolanía de la Basílica de la Merced de Jerez, de donde Antonio Gallardo le da su nombre artístico. Durante seis meses, trabajó en "El Tablao", en Cádiz, con Rancapino, Pepa de Utrera, Juanito Villar y la Perla de Cádiz.

A los trece años de edad, se marchó a Madrid para grabar su primer disco, acompañado a la guitarra por Manolo Sanlúcar y Paco de Lucía. Cantó en el tablao de Torres Bermejas junto a Mario Maya, Carmen Mora y Guito. Posteriormente y hasta 1983 trabaja en la compañía de Antonio Gades. Tras unos años alejado de los escenarios por el fallecimiento de uno de sus hijos volvió a la escena con el disco "Del Amanecer..." (producido por Vicente Amigo).

 

Su actuación en el Teatro Real (siendo el primer gitano que actúa en el mismo) representa un hito en su carrera, pasando a ser el cantaor flamenco más conocido por el gran público. Desde entonces se ha atrevido a innovar mezclando flamenco con blues, martinete balcánico o cantando con autores como Alejandro Sanz.

 

 

 

 

 

Miguel Poveda

 

Miguel Ángel Poveda León, nacido en Barcelona (13 de febrero de 1973), su padre es originario de la pedanía de La Paca en Lorca (Murcia) y su madre nacida en Puertollano (Ciudad Real).  Creció en Badalona.  Empieza a cantar a los 15 años en el entorno de las peñas flamencas de Cataluña. En 1993 inicia su carrera como profesional, tras ganar cuatro premios: Premio Lámpara Minera (el más preciado del mundo flamenco) y tres premios más en las modalidades de La Soleá, La Cartagenera y La Malagueña en el entonces Festival Nacional del Cante de las Minas de La Unión (Murcia).

 

Ha participado en los principales festivales de música nacionales e internacionales, cantando en auditorios como el Odeón de París, el Liceo de Barcelona, el Teatro Real de Madrid y el Carnegie Hall de Nueva York.

En la actualidad está considerado como uno de los referentes en el cante. ¡Ojala que no se malee!.

 

 

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Juan Antonio Arrivi Castillo